Sobrepuerto, un territorio con personalidad

Más información

Con el nombre de Sobrepuerto se conoce un territorio situado al norte de la provincia de Huesca, en el interfluvio del Gállego y el Ara, y administrativamente dependiente de las comarcas del Alto Gállego, por el Oeste, el Norte y el Sur, y de la de Sobrarbe por el Este. Delimitado por montañas que sobrepasan los 2.000 m de altitud, drenado por bravíos barranco que han excavado profundos y emboscados cañones en las moldeables rocas de la formación flysch, lo que antaño fue una zona densamente poblada se nos ofrece ahora como un lugar desierto, de naturaleza casi virgen, donde es posible andar durante horas, en cualquier época del año, sin encontrar un alma.

Aún perteneciendo a dos comarcas y a cinco ayuntamientos, la uniformidad de paisajes, la arquitectura, tradiciones, lazos familiares, altura de sus núcleos (todos ellos entre los 1.230 m de Sasa y los 1.465 de Otal) y, sobre todo, creencias, hicieron de él un territorio reconocible y uniforme, en el que las gentes que vivieron allí, hasta la década de los 60-70 del siglo XX, sabían y sentían que pertenecían a Sobrepuerto. Por eso mismo, el Sobrepuerto es un lugar profundamente evocador para los descendientes de esos parajes y para cualquier persona que, con un mínimo de sensibilidad, recorra sus silenciosos senderos.

De los 16 pueblos que lo llegaron a conformar (algunos abandonados y desaparecidos mucho antes del siglo XX), solo uno se mantiene más o menos en pie, aunque muchas de sus construcciones son actualmente ruinas irrecuperables. Este territorio es el paradigma perfecto de lo que supuso y supone la despoblación en las zonas de montaña. Sobrepuerto ofrece un territorio de increíble riqueza natural. Cualquier aficionado a la botánica, la ornitología o la geología verá colmadas, con creces, sus expectativas. Este es un lugar para conocerlo andando a través de su extensa red de sendas, subiendo a sus montañas o bajando por sus barrancos. Un territorio distinto cada época del año, donde se conjuga de manera magistral la mano secular del hombre con una naturaleza exuberante.

Accesos
El acceso se hace desde uno de los dos valles que lo delimitan. Si lo hacemos por el del Ara, el único acceso rodado nos llevará a Bergua, de donde parten numerosas sendas y son posibles multitud de combinaciones. Si lo hacemos por el valle del Gállego, el acceso es por pista forestal con acceso restringido (llave y permisos en el ayuntamiento de Biescas; mejor con todoterreno); o desde su piedemonte, aprovechando la multitud de caminos que parten desde Sobás, Yebra, San Román, Isún de Basa, Satué, Javierre, Lárrede, Oliván, Susín, Yésero u Oto.

Otras opciones son aprovechar la pista de Santa Orosia (de uso regulado, permisos en Yebra) o desde la boca este del túnel de Cotefablo, mediante una senda que parte hacia el puerto de Otal. De cualquiera de estas formas, llegaremos a los pueblos que conforman actualmente Sobrepuerto. Éstos son Otal, Escartín, Basarán, Cillas, Cortillas y Sasa. Por proximidad, afinidad y relaciones parentales y de otro tipo, como las comerciales, se añaden Ayerbe de Broto, Bergua y Ainielle. Todos, excepto Bergua, están deshabitados y en acelerado proceso de ruina. Una extensa red de caminos, con más de 250 km, los une entre sí, a la vez que nos permite adentrarnos en este territorio e ir descubriendo sus secretos.

José Miguel Navarro

Otros

Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo