Recorrido por Sobrepuerto

Más información

La ruta más interesante, que permite recorrer de lado a lado Sobrepuerto, parte de la preciosa población de Oliván. Señalizada como PR-HU 3, por pista al principio, dejaremos atrás el desvío de Susín y Casbas y bajaremos a cruzar el barranco para alcanzar, enseguida, la población de Berbusa. De allí, por senda, en moderado ascenso, alcanzaremos un cruce de caminos. El de la izquierda nos llevará a las ruinas de Ainielle, población que salió de su anonimato gracias a numerosos estudios de reputados etnólogos y, sobre todo, por ser el lugar donde se desarrolla la novela ‘La lluvia amarilla’.

Una vez en este punto, podemos optar por bajar al molino, una extraordinaria y perfectamente conservada obra de arquitectura preindustrial, o coger una pista que sube al cuello de Ainielle, donde se amplían notablemente los horizontes. Allí parte una senda que por un cerrado bosque y por extraordinarios paisajes nos llevará a Otal, una de las poblaciones mejor conservadas al no haber tenido nunca acceso rodado. Se trata de un pueblo con vocación alpina, situado casi en el límite de los bosques y que guarda, entre otras joyas, una iglesia prerrománica, actualmente en proceso de restauración.

En Otal podríamos cruzar al valle del Ara por el GR-15, señalizado y balizado con la señalética de los Senderos Turísticos de Aragón, que nos subirá al puerto de Yosa y, en fuerte descenso, a la población homónima, también abandonada y en ruinas. De allí, será visible Oto, al que llegaremos después de completar un recorrido inolvidable.

Si lo que queremos, sin embargo, es visitar más lugares, debemos coger el sendero que, en descenso, sigue el incipiente barranco y que nos llevará, tras dos horas de marcha, al extraordinario paraje ‘ d’o puén d’as Crabas’, donde el barranco Glera se despeña y desaparece en una profunda garganta apta para la práctica del barranquismo. En este lugar, parten sendas para subir a Escartín, población encastillada en un cerro, que todavía conserva notables muestras de arquitectura popular, y a Basarán al que accederemos después de una fuerte subida.

Si así lo hacemos, podremos, además de visitar las menguadas ruinas, acercarnos en muy poco tiempo a Cillas y Cortillas. Esta última, era la población más notable del contorno, con más de 34 casas abiertas y 203 almas en 1857. De Cortillas, una senda sin señalizar pero fácil de seguir, nos llevará a Santa Orosia, la montaña sagrada para los habitantes de Sobrepuerto, donde se sitúa el santuario de esta mártir que la tradición hizo venir de Bohemia en los oscuros siglos medievales.

Una vez allí, podemos bajar por cualquiera de las sendas que descienden a los pueblos del piedemonte, donde previamente habremos dejado otro vehículo, o rodear el pico de Oturia, extraordinario mirador del Sobrepuerto, y descender a las poblaciones de Casbas y Susín, situadas muy cerca de Oliván para completar una extraordinaria circular, habiendo recorrido caminos milenarios y visitado ruinas venerables.

José Miguel Navarro

Otros

Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo